Sesiones a distancia por video conferencia

 

Las sesiones por videoconferencia representan una forma insustituible de salvar distancias a la hora de un proceso terapeutico.

 

Resulta imprescindible aclarar la efectividad de este medio de comunicación en la "consulta cuántica", ya que del campo unificado y el lenguaje del inconsciente se trata: Para nuestro inconsciente, resulta del todo imposible detectar las diferencias entre una consulta por videoconferencia y una consulta presencial.

 

Dos son los parámetros o sentidos básicos que participan en una consulta presencial: la vista y el oído, quedando el tacto, el gusto y el olfato relegados, como es natural, a un segundo plano que, a efectos prácticos, carecen de todo significado.

 

En la consulta por video-conferencia, amén de la ilusión de la separación de nuestra parte consciente, funcionará la transmisión de la información a través de idénticos requisitos que en la consulta presencial; vista y oído, volverán a ser los protagonistas principales, no encontrando este inconsciente ningún tipo de diferencias "reales" entre ambas posibilidades. 

 

Con la comodidad de permanecer en casa y evitando traslados, a veces imposibles, el tiempo y el espacio desaparecen en este tipo de sesión, tan real y tan efectiva, como real y efectiva consideramos nuestra comunicación visual y auditiva; tanto como nuestro inconsciente graba como veraz nuestra ilusión de la realidad.